No está en Netflix: HIGH RISE

(El Rascacielos)

 

El año 2015 se estrena una maravillosa sátira social basada en el libro de J.G. Ballard “Rascacielos” de 1975. No les voy a mentir. No me leí ni ese, ni ningún otro libro del autor (Aunque al parecer debiese darle su oportunidad, este caballero escribió el libro en que se basó “Crash” de 1996 y dirigida por Cronenberg -uno de mis directores favoritos- e “Imperio del sol” llevada al cine por Spielberg el ’87).

Ben Wheatley (The ABCs of Death) nos entrega un mundo futurista basado en los 70 (así mismo, “Retrofuturismo”) donde construye “Elysium”: Una torre de 40 pisos y 1000 departamentos que, además contiene un supermercado, piscina, gimnasio, colegio y todo tipo de servicios que un inquilino puede desear. La torre hace una representación física de la división de clases sociales. En los pisos más altos se encuentra la gente más adinerada, llena de lujos, caprichos y un completo desprecio por los que viven en pisos de menor altura.

A este edificio llega el doctor Robert Leing (Thomas Hiddleston). Un asgardiano en Londres Un neurólogo que aparentemente acaba de salir de una situación difícil después de la muerte de su hermana y que, en un principio, trata de pasar desapercibido en este ambiente controlado donde las fallas de la alta tecnología comienzan a manifestarse a medida que pasa el tiempo en este lujoso ambiente diseñado por Alfred Anthony Royal (Jeremy Irons)

Los Vecinos de Leing poco a poco comienzan a perder el control. Fiestas cada vez más sórdidas, violentas relaciones entre vecinos, exceso de alcohol y drogas y todo eso que nos encanta, nos muestra una caótica sociedad marcada por todos los oscuros elementos que definen la sociedad actual. Sí chicos y chicas, y todo escrito el 75, año en que Margaret Tatcher fue elegida presidente del Partido Conservador Británico, se acaba la guerra de Vietnam, se funda Microsoft y los Sex Pistols dan su primer recital. En ese año se escribe una crítica que se materializa en una estructura de concreto el cual contiene un modelo social post capitalista que solo tiende a la autodestrucción.

La fotografía y la dirección de arte es impecable. El guión puede parecer confuso a ratos, pero está balanceado maravillosamente. La banda sonora, un lujo. Portishead hace una version de S.O.S de Abba increíble.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *