#StarWars40: Una pasión, un sentimiento.

Hola, mi nombre es Fernanda (varios de ustedes me conocen como Berdea) y no es ningún secreto que amo Star Wars.

(Es cosa de ver mi Instagram)

Todo comenzó en la galaxia muy, muy lejana de 1977, donde el 25 de mayo ocurrió un hecho sin precedentes: Star Wars explotaba en la gran pantalla.  Hoy, 25 de mayo de 2017, la saga cumple 40 años de su estreno en EEUU y, para bien o para mal, revolucionó la industria de la ciencia ficción, del cine, del marketing y del merchandising (en este punto, recomiendo dos documentales: The People vs. George Lucas y Plastic Galaxy: The Story of Star Wars Toys).

Si bien nací 9 años después de ese glorioso momento, la trilogía original siempre fue parte de mi vida. Mis padres, ambos del área audiovisual, son grandes admiradores y, la primera vez que la vi, fue en Betamax devuélvanme mi carnet, por la chucha. “Mientras más se acerque al grano del cine, mejor”, decía mi viejo. Obviamente, eso es algo que entendí cuando vi las remasterizaciones que salieron para celebrar los 20 años de la saga y LUCAS, AMIGO, ¿QUÉ LE HICISTE A MIS PELÍCULAS FAVORITAS?! Onda, en serio. Broma. Gracias al desinteresado esfuerzo de Harmy y los amigos de Despecialized Edition por la tremenda pega que han hecho, sus versiones son increíbles (y las únicas que veo).

Llegamos al punto sensible del fan de Star Wars: Las precuelas. No, no me gustan. No, no las veo. Las vi en el cine, y nunca más. Quizás la intención era buena, pero… Buenas historias pésimamente ejecutadas. En serio, menos CGI y más maquetitas, ya probaron que se puede.

En 1999, cuando se estrenó el episodio I, la emoción era realmente palpable en el ambiente. Grandes filas para comprar entradas, estaba lleno de merchandising en todos lados. Fui con mi papá y mi hermano, y… ¿Vieron Fanboys? ¿Se acuerdan de la última escena, donde dicen “oye, ¿y si es mala?” Creo que algo así le dije a mi viejo, y su respuesta fue algo así como “PFFFFF, ES GEORGE LUCAS, ESO NO VA A PASAR, NO VA A HACER ALGO MALO”…

Nunca habíamos salido del cine tan callados. Porfiada como soy le di otra oportunidad, esta vez con mis amigos, y terminé tirando cabritas a las filas que estaban más abajo. Yo, la reina de la etiqueta en el cine.

Lo único que realmente me gusta de esa película, aparte del libro con los diseños de las naves que tengo por ahí, es Duel of the Fates, de la pelea de Qui-Gon y Obi con Darth Maul en el episodio I. Que temazo, loco. Tremendo.

Respecto al episodio II, ni recuerdo. Considero que es una película tan, pero tan mala, que no la recuerdo.

PERAS VOLADORAS, ¿EN SERIO, EPISODIO II?!

Sólo le agradezco que nos haya dado esas maravillas animadas de Clone Wars (la de Genndy Tartakovsky de 2003 y la 3D CGI de 2008, GRANDE CAPITÁN REX) que la unen con el episodio III, que es el mejorcito. Pero igual, meh.

Capitán Rex, LO MÁS GRANDE <3

Con la compra de LucasFilms por Disney, la llegada de los 3 episodios restantes y los spinoffs que nos cuentan más de la historia, quiero aclarar: para mí, volvió la magia. O sea, solo puedo imaginar como se sintieron los niños de la época con el estreno de los episodios V y VII, yo daba saltitos nerviosos en la alfombra negra de la premiere de ep VII (de gala) y Rogue One (con un casco de cartón en la cabeza). Ah, Rogue One, que linda película. Mi segunda Star Wars favorita, justo debajo de The Empire Strikes Back. Quiero agradecer a Disney por traer las maquetitas de vuelta.

Amo Star Wars.

A pesar de las precuelas, amo Star Wars.

A pesar de que el episodio VII no es de mis favoritos, amo Star Wars.

¿Saben por qué amo Star Wars? Por qué me ha dado alegrías, me ha acompañado toda la vida cuando estoy triste, cuando he estado enferma, me ha traído amigos, me ha dejado sin plata (¡MALDITO MERCHANDISING!), pero… lo más importante, es lo que Star Wars me ha enseñado: Rebelarse es importante, las rebeliones son fundamentales, vale la pena luchar por lo que crees correcto, ser mujer no es una limitante para salir a salvar la galaxia con un blaster, hacer explotar cosas para admirar los colores o vandalizar naves con graffitis (Sabine, te amo y cuando grande quiero ser una mandaloriana rebelde como tu <3 )

Amo Star Wars porque es una pasión, un sentimiento.

Deja tu voto

-5 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 17

Upvotes: 6

Upvotes percentage: 35.294118%

Downvotes: 11

Downvotes percentage: 64.705882%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *